miércoles, 28 de noviembre de 2012

ÉRASE UNA VEZ UN DIQUE FLOTANTE



 

          ¿ A qué le suena eso de, érase una vez ? ¿ Verdad que a cuento infantil ? Y es que lo del Dique Flotante, lamentablemente, es en lo que parece que va a terminar convirtiéndose. En un cuento.  Aunque en este caso, el cuento pueda terminar resultando mortal para el futuro de la reparación naval en nuestra Ría. Por la deriva que tomó este asunto, el Dique Flotante podría decirse que fue utilizado (como otras tantas cosas) solo y exclusivamente para salir de forma airosa de una determinada situación en un momento tan especial como lo pueden ser unas elecciones.

Y precisamente por eso y por como se encuentran las cosas a estas alturas y por la poca voluntad política demostrada hasta el momento por parte de quienes gobiernan para dar respuesta a esta reivindicación, el cuento muy bien podría empezar como : Había una vez una comarca, llamada Ferrolterra, que contaba con una industria naval y unos profesionales de la misma, que eran la envidia del sector y bla, bla, bla, bla.

Los políticos (en su inmensa mayoría) son personas que se comportan en función de la posición que ocupan en cada momento (gobierno u oposición), de tal forma, que igual que los podemos ver como unos extraordinarios  políticos reivindicativos, podemos verlos  como las personas más tolerantes y condescendientes que nos podamos imaginar, llegando incluso, a defender lo indefendible con tal de  garantizarse una determinada posición dentro del aparato. Y en ese contexto, recuérdese a quienes defendieron en esta comarca (y hay que ver de que manera lo hicieron) la política empleada con el astillero de Fene. La política desarrollada también con la antigua Bazán cuando a ésta le prohibieron construir buques civiles. Con los engaños continuados respecto a los innumerables planes que iban a desarrollar en esta comarca y que nunca llegaron a hacerse realidad. Con el fiasco que resultó el llamado Plan Ferrol, que no sirvió más que para que unos pocos se sirviesen del dinero de todos. O mismo como actualmente se calla ante el sangrante comportamiento que desde el gobierno se tiene con respecto al tren al Puerto Exterior. Y así hasta completar un largo etcétera de episodios que marcaron y marcan el futuro de esta comarca.

El Dique Flotante ahora, como en otros momentos el astillero de Fene, parece claro que se utilizó como caballo de batalla en la contienda electoral. Y quienes lo utilizaron, fueron los mismos de siempre. Unos, los que cuando estuvieron en el poder no hicieron nada y luego cuando dejaron de estar decían que iban hacer, y otros, los que no estaban y por eso exigían y ahora que están se desdicen y no hacen nada. El Dique Flotante es (junto con otras mejoras, como la cubrición del Dique grande de Astano) una demanda que se tiene que convertir en irrenunciable para la Ría de Ferrol.

Ferrolterra no puede continuar callada, no puede permitir que la clase política guarde silencio y se mantenga inactiva en este asunto. Es muy importante para nuestro futuro y por tanto es mucho lo que nos jugamos como para estar callados o permitir que quienes tienen que hablar no digan nada al respecto. Las sensaciones ya no fueron buenas cuando dijeron que se iba a constituir una Comisión para analizar su viabilidad. ¿No estaba acaso estudiada la viabilidad técnica y económica por parte de los ingenieros navales que hicieron el proyecto? Pues si solo faltaba la viabilidad jurídica, que la estudiase un equipo de la Xunta o del gobierno central. Por qué constituir una Comisión.

Y claro, como del Dique no se mueve nada, uno se pregunta ¿Dónde está el alcalde de Ferrol? ¿Dónde están los Srs. Fernández de Mesa y Juan Juncal? ¿Dónde está el Sr. Cortizo y el ex ministro Caamaño? ¿Dónde están los sindicatos, los que forman parte de esa Comisión, los empresarios, los comerciantes….etc? ¿Dónde están? ¿Qué ocurre en Ferrolterra para que nadie diga ante el descarado silencio que se da sobre el Dique? La verdad es que esta sociedad parece estar excesivamente manipulada y sin ideas.

Estamos ante una situación en la que el cuento muy bien podría terminar diciendo : Y pasado el tiempo y como ya venía siendo habitual en esa comarca, el sueño del Dique terminó por desvanecerse ante la falta de compromiso por parte de todas aquellas personas y organizaciones que tanto habían prometido pero que tan poco habían hecho. Y colorín colorado esperemos que este cuento no haya terminado. Moraleja : No creas nunca nada de lo que te digan los políticos en época de elecciones.

martes, 27 de noviembre de 2012

IEN por Europa reclama el mismo apoyo para Astano que para el tax lease


E-mail Imprimir PDF
Diario de Ferrol-2012-11-24-009-2eced488
    
 
 
 
 
 
 
                                                                                                              REDACCIÓN FERROL . IEN por Europa, la organización empresarial que preside Manuel Pérez Pérez, reclamó ayer una “acción política” por parte del Gobierno central que equipare los esfuerzos que se han hecho para que Bruselas apruebe el nuevo tax lease con los encaminados a forzar el levantamiento del veto comunitario que impide el acceso a la construcción civil convencional de la antigua factoría Astano.
Pérez aseguró en este sentido que la consecución de los acuerdos que han posibilitado la continuidad de las subvenciones a los astilleros públicos “constituye la prueba evidente de que el Gobierno español se encuentra en una posición de fuerza ante la Comisión Europea para forzar una renegociación” sobre los acuerdos de 2004, que ampliaron hasta el 31 de diciembre de 2014 el veto para el astillero de Perlío.

El presidente de IEN por Europa manifestó su satisfacción por el “éxito” del nuevo modelo de financiación para las factorías públicas y se mostró confiado en que las empresas auxiliares del naval en la comarca también se vean beneficiadas en materia de contratación. En este sentido redundó en que el nuevo tax lease “debe servir también de referencia al Gobierno central para que encauce ante Europa la histórica reclamación”. Para Pérez, “las perspectivas abiertas por las recientes negociaciones, tanto del Gobierno central como del gallego, con México y Brasil permiten abrir las puertas a un futuro hasta ahora desconocido para el sector y sentar las bases de la consolidación de una cartera de negocio para las factorías gallegas”. Tales perspectivas se ven sin embargo limitadas por el veto. “Si hay negocio es evidente que no nos podemos quedar al margen, y la principal limitación es la imposición de la Comisión Europea”, redundó el responsable empresarial. Para IEN por Europa, su vigencia puede cercenar toda posibilidad de acceso a cualquier mercado que se presente, máximo en un momento en que se vuelven a presentar perspectivas reales de negocio”.

limitaciones
Manuel Pérez destaca asimismo que la caída en la contratación militar demuestra que esta “no es suficiente para mantener la plena actividad en las factorías”. Los acuerdos alcanzados con Pemex, las posibilidades de ampliación del contrato para la construcción de un buque flotel en la factoría de Fene, así como los que se puedan derivar de los contactos establecidos en Brasil con Petrobras “demuestran que hay una demanda de mercado de la que no podemos quedarnos al margen”.
Pérez pide en este sentido “un compromiso del conjunto de la clase política, los sindicatos y representantes empresariales para unir esfuerzos y que la Unión Europea acceda a la plena recuperación de la competitividad de Astano en el ámbito de la construcción naval convencional”.
Bruselas, asegura el presidente de IEN por Europa, “tiene la obligación moral de responder satisfactoriamente y esta es la oportunidad de que nuestras demandas se tengan en cuenta”.


comentarios:

Gillermo (Narón) dijo...En la entrevista el Alcalde de Fene, tocante al naval se le ve perdido, circulando a ciegas entre Pinto y Valdemoro , intentando meter acelerador a las demandas de los trabajadores y a la vez pisar el freno para no atropellar al Gobierno.
Orina a chorro fuera del tiesto cuando después de colocarse la medalla como defensor del dique flotante, sale por peteneras, con una declaración apaciguadora posponiendo las soluciones para el 2015 con el levantamiento del veto, Intervención floja a rabiar, poca talla política y escasa condición ejecutiva.
Parece que Fene tienen el protagonismo sobre el Naval, pues el fin de semana también desde esa localidad el presidente de la patronal se despachaba con su sus paños calientes en: http://www.diariodeferrol.com/index.php/periodico-impreso/ferrol/53148-b-noticia - que merecen esta respuesta.

Nada, justamente eso , nada de nada...! Ese ha sido el papel desempeñado hasta hoy por el Gobierno del Estado en relación con el levantamiento del veto al sector naval. Por eso, que este señor de los empresarios de Fene, siga con su rutina de alabar al Ejecutivo de Rajoy -ahora según él - por la demostrada posición de fuerza ante Europa para la aprobación de la nueva modulación del "tax lease" y por la ventaja que tal fortaleza representa para exigir el levantamiento el veto del naval; esas declaraciones mas que un ejercicio de rigor son ganas de marear la perdiz.

Tales noticias solo puede hacerlas un tapado del PP o un indocumentado o alguien que aglutine ambas condiciones a la vez; lo que debiera saber este obstinado testarudo antes de echar su lengua a pastar, es que el nuevo sistema de bonificaciones fiscales aprobado por Bruselas, es una chapuza en toda regla, al ser ratificado sin que la Comisión archivase el anterior expediente del "tax lease", que deja viva la posibilidad de que Europa exija la devolución de las ayudas concedidas en los diez últimos años, probable reclamación, que condenaría a los astilleros a su cierre irremediable.
Por eso lo que este individuo cataloga como un éxito, realmente es un fracaso sin mas paliativos, una muestra más de la falta de habilidad e incapacidad del actual gobierno español, que con esta deficiente gestión aleja toda confianza y esperanza de tener capacidad, para lograr el levantamiento del veto sobre el sector público naval.

Este tertuliano de bajo nivel, asiduo participante en la televisión local de Ferrol, no debiera confundir un plató de debate con una bufonada y por simple respecto a los televidentes antes de desplegar su batería frivolidades debiera optar por desaparecer de escena asumiendo que la libertad de expresión no equivale a la tolerancia al disparate.
Le recomiendo que la próxima vez que salga a la palestra, lo haga enarbolando la banderita del PP, pues así la noticia estará debidamente ambientada.
Realmente es usted patético..!

lunes, 26 de noviembre de 2012

El alcalde de Fene opina.




Hacía tiempo que el actual alcalde de Fene nos comentase algo sobre la situación del astillero situado en su concello.
La anterior vez había sido en campaña electoral,de aquella decía "Astano o que ten que facer é facer barcos¡¡". Claro,era campaña electoral.Podíamos echarle toda la culpa a Zapatero,con casi 5 millones de parados,teníamos un astillero pudriendosé. Pues bien ha pasado el tiempo. Estamos a las puertas de los 6 millones de parados, con más de 20.000 en Ferrolterra, pero ahora,cambíamos el discurso, y lo cambían porque ahora están ellos en el poder. Si antes la disculpa de los socialistas de que era mejor esperar a 2015, no les valía, ahora sí. Ahora mejor esperar. Tendríamos que completarselo:

 "Es que tenemos nula capacidad vde negociación en Bruselas, aunque allí somos mayoría..." Es decir, la misma que Zp, ninguna. ¿Con que cara nos van a pedir el voto para las próxima elecciones europeas, que están a la vuelta de la esquina?, ¿Pero serán capaces de atreverse a ello?.

Si el anterior alcalde era partidario de dejar correr el tiempo, y que la situación firmada era muy buena, este alcalde actual, tiene visos de que no durará mucho en el puesto. al igual que su compañero de Ferrol (otro al que se le augura identico futuro), están plegados a los dictamenes del partido. 
Con la SEPI socialista, se podía despotricar sin problema, reivindicar el levantamiento del veto,dique flotante y demás, pero ahora que cambio el color del partido, chitón. Hay que estar callados, no vaya ser que alguien se enfade. ¿Y eso es mirar por el bien de los vecinos?.  El levantamiento del veto para un Fenés es una reivindicación obligada, gobierne quien gobierne, por dignidad personal, pero eso en política escasea. .


El PP, ha tomado tomado el pelo a la gente, y eso hay que decirlo. Las disculpas que ellos emplean, no les valían antes. Esperar dicen, lo mismo paso en 1996 y en 2004, y desde luego podría volver a pasar,pero los que no pueden esperar a 2015 son los centenares de desempleados que tienen que comer todos los días. Que poca verguenza. Todo se puede renegociar, incluso en astilleros polacos se renegociaron ayudas ilegales, y se les permitío la utilización de una de las gradas.

Pero en este país estamos gobernados por políticos mediocres, sin ninguna experiencia profesional, políticos de partido, que están en ello casi desde la cuna, presidentes del gobierno que nunca han tenido un empleado a su cargo, que no sabe ni hablar ínglés y que se jacta de leer unicamente el Marca. ¿A donde nos puede llevar un personaje así?.  A que tengamos que plegarnos a lo que quieran los franceses y alemanes, y desde luego no están muy interesados en que nuestro sector naval tenga futuro.

por libexim

domingo, 11 de noviembre de 2012

EL DUMPING ASIÁTICO Y EL TAX LEASE EUROPEO

http://atalayadejesusvarela.blogspot.com.es/

          Hace relativamente poco tiempo que los ferrolanos nos familiarizamos tanto con la palabra Dumping, que ésta terminó siendo como un vocablo más de nuestra propia lengua. Casi toda la sociedad de Ferrolterra sabia que ejercer eso del Dumping, era algo así como vender las cosas por debajo de su coste real, es decir, practicar, con el producto que fuese, una competencia desleal en el mercado. Y claro, al tratarse de barcos y por lo que de forma directa nos afectaba y afecta aquí en la Ría de Ferrol, hubo un momento en el que la voz de toda Ferrolterra se convirtió en un solo clamor y protestó contra todo lo que fuese o estuviese relacionado con los astilleros asiáticos.

            Si, todos gritamos contra ellos, y lo hicimos, sin detenernos a pensar que al enemigo también lo teníamos en nuestra casa. Nosotros, los europeos, estuvimos y estamos alimentando y potenciando ese Dumping asiático contra el que todos clamamos. El 75 %, aproximadamente, de los buques que se construyen para los armadores y navieras de Europa son hechos en astilleros asiáticos y además y en algunos casos ( no sé exactamente en que cuantía ) con el agravante de que se hacen mediante ayudas de la propia Unión Europea. Entonces siendo esto así y lo es ¿Contra qué gritábamos? ¿Hasta dónde estábamos legitimados los europeos para protestar contra los países asiáticos si nosotros también alimentábamos esa situación?

Formamos parte de una sociedad que vive en el ámbito de la economía de libre mercado, por lo tanto, tenemos que entender que cada país defienda sus intereses como mejor crea conveniente hacerlo y otra cuestión será, el que esa manera de autoprotección económica, sea algo que esté regulado adecuadamente bajo un cierto consenso internacional. Los países europeos más que mirar para Asía debieron de haber mirado para si mismos, es decir, para Bruselas, y exigir, cada uno con los medios de que dispusiese, negociar un acuerdo marco que sirviese para un nuevo orden internacional dentro del naval, de igual modo que los hay en otros sectores comerciales.

¿Qué hizo Bruselas ante la incapacidad, más que manifiesta, para encontrar una solución a ese conflicto de intereses? Pues permitir que cada país miembro ejerciese, dentro de su territorio, un sistema de subvención que le permitiese minimizar y contrarrestar los efectos que en sus economías tenía la construcción naval de los países asiáticos por las ayudas gubernamentales que recibían. Y así de esa manera, es como nace el “ Tax Lease “.

¿Qué significa y qué es el Tax Lease? Tax Lease significa impuesto de arrendamiento. Es una auténtica obra de ingeniería financiera que precisa de cuatro actores y que desarrolla toda su estrategia en un tiempo que actualmente está marcado en cuatro años. Los cuatro actores son: Un astillero. Un armador o naviera. Una entidad financiera (Banco o Caja) y una Agrupación de Interés Económico.

¿Cómo funciona? Básicamente se comporta de la siguiente manera: El armador encarga la construcción de un buque a ese astillero. Ese buque, aún en construcción, el armador se lo vende a una compañía de “Leasing“ y ésta, a su vez, realiza una operación de “Leasing“ con una Agrupación de Interés Económico (AIE). Posteriormente, esa Agrupación de Interés Económico, arrienda, con una opción de compra, el buque al mismo armador que en principio había encargado su construcción, y ya como remate final, el armador termina haciendo efectiva esa opción de compra quedándose con el buque en propiedad.

¿Por qué se suspende el Tax Lease español? Pues sucede que algunos constructores europeos consideraron como una intromisión, en el ámbito de sus intereses,  la construcción de 4 remolcadores para operar en el puerto de Amberes por parte de astilleros Boluda de Valencia, y como en España se estaba aplicando un Tax Lease que alcanzaba hasta el 30 % del valor del buque en exenciones fiscales frente al 20 % que se practicaba en el resto de la Comunidad, la empresa holandesa, Damen Shipyard, decide denunciar el Tax Lease español ante la Comisión de la Competencia. Esta denuncia obtiene, de forma inmediata, el respaldo de otras empresas de la misma Holanda así como de diferentes empresas de Noruega, Francia, Inglaterra y Portugal. Lo que hace que la Comisión tome la decisión de la suspensión de nuestro Tax Lease actual, y de ahí, nuestra situación en el sector. Un sector que por cierto, ya sabía desde hacía meses, antes de la denuncia, lo que  se le iba a venir encima y a pesar de ello, nadie hizo nada para evitarlo y esquivar así los desastrosos efectos que la suspensión trajo consigo.

De cualquier forma y volviendo al origen, lo cierto es que los europeos clamamos cuanto pudimos por el Dumping asiático para luego terminar practicando de igual forma también, la competencia desleal. Que curioso, quien a nosotros nos castigó por las ayudas consideradas ilegales al sector ( pensemos en ASTANO ) es luego quien nos dice como debemos hacer la trampa pero sin que parezca que se hace.

Todavía faltan diez años para saldar la cuenta del dique tres de Navantia


E-mail Imprimir PDF
Diario de Ferrol-2012-11-11-002-ebbe7232
     Montse Mayoral ferrol  . Mientras la SEPI agota, uno tras otro, los tiempos muertos que se concede para resolver la financiación del nuevo dique de reparaciones, el número tres va camino de cumplir 40 años de servicio como el más grande del noroeste español. La infraestructura, que todavía tiene por delante un largo horizonte de trabajo, costó en su día 587,5 millones de las antiguas pesetas y, según pudo confirmar este diario, todavía falta una década para que venzan todos los plazos de amortización.
Cuando se diseñó el dique número tres se pensó en un vaso más pequeño, si bien una vez iniciada la construcción se decidió alargarlo para acoger los buques de hasta 200.000 toneladas y fue necesario, consecuentemente, modificar el presupuesto previsto. Así, el astillero se dotó de un dique de 330 metros de eslora por 51 de manga que, cuando se inauguró a finales de 1973, era el más grande de España. El título le duró apenas dos años, hasta que se estrenó en Cádiz uno de 380 por 66,60 metros, aunque sí ha mantenido su posición como el mayor del norte de España.
Según los datos aportados por el historiador y documentalista Alejandro Anca en su trabajo “Los diques de Ferrolterra”, publicado por la revista FerrolAnálisis, cuando se inauguró por fin el dique número tres habían transcurrido nueve años desde que el Instituto Nacional de Industria (INI) –el antecedente de la actual SEPI– adoptara la decisión de acometer la obra. En aquel caso, se convocó un concurso internacional que ganó una unión temporal de empresas formada por Entrecanales, Távora y Dragados y Construcciones.

financiación
Cuarenta años después de la apertura del dique seco número tres, hay un general acuerdo sobre que es necesario para la división de reparaciones de la ría uno más grande para acoger los nuevos buques petroleros y gaseros de las clases Q-Flex y Q-Max. La nueva infraestructura recibiría navíos de 380 metros de eslora por 65 de manga y, en principio, sería una estructura flotante que se amarraría en el costado de babor del dique número tres, en una zona en la que habría que realizar, para ello, un dragado.
En este caso, a diferencia de lo que sucedía con el número tres, la SEPI ha rechazado desde el principio construir el dique directamente con cargo a sus presupuestos. Esta vez la fórmula elegida para financiar la infraestructura es una sociedad vehicular, que pagaría el dique y lo arrendaría posteriormente a los astilleros públicos. Es una fórmula que se utiliza a menudo para afrontar grandes inversiones de infraestructuras en las que, de partida, la rentabilidad está garantizada. A esa conclusión se ha llegado después de varios estudios, el último realizado por los técnicos de la propia Navantia, que han dibujado un horizonte de 25 años con una ocupación de entre 280 y 300 días en el nuevo dique flotante.
Además, y a diferencia de lo que ocurrió hace cuarenta años, la Xunta de Galicia está dispuesta a colaborar y hay un grupo de empresas auxiliares del naval ferrolano que se embarcarían, igualmente, en la empresa. No existió a la hora de acometer el número tres, tampoco, la unanimidad de todas las fuerzas sindicales, políticas y sociales de la comarca a la hora de considerar la obra necesaria y urgente.
diariodeferrol.com