domingo, 16 de febrero de 2014

“O estaleiro de Fene é imposible de recuperar; xa non hai tempo”

Ramón Yáñez Impulsor de la iniciativa Rumbo 21
Ramón Yáñez, hasta el año pasado profesor de Economía de la Empresa en la Politécnica Superior y uno de los impulsores de la iniciativa Rumbo 21, que en el año 2008 trató de forzar la realización de gestiones en Bruselas para adelantar el fin del veto, se muestra tan convencido de que las restricciones terminarán efectivamente el día 1 de enero de 2015 como de que ello no servirá para devolver la actividad a la antigua Astano. “Fene é imposible de recuperar, xa non hai tempo”, explica el experto, que alude a la necesidad de nuevo personal y de un equipo técnico propio. “Outra cousa é un taller que non ten ningunha autonomía”, señala.

Preguntado sobre cuál es el futuro que cree que hay que defender para la factoría de Perlío, Yáñez dice que hay que pensar qué es mejor para la comarca. “A min dame igual que sexa un estaleiro público ou privado, pero tal e como está non lle vexo futuro. Se os traballadores queren seguir en Navantia, teñen ese dereito, poden pasar á factoría de Ferrol. O que penso é que a Xunta pode pedir que o estaleiro de Fene entre a formar parte do patrimonio público galego e nomear un administrador que se poña en contacto coas grandes empresas do mercado offshore, que andan a buscar plantas para construír. Se lles poden alugar as instalacións e non hai problema”. El profesor considera que ese es el esquema que hay que defender, aunque reconoce una total “falta de vontade” para devolver la actividad a  la gran grúa pórtico.

2 comentarios:

Juan J Azpiroz dijo...

Sea público o privado ¿el astillero de Fene tiene capacidad para competir con extremo oriente en los tipos de buque que puede construir? La experiencia actual parece indicar que no. ¿Hay razones objetivas para el optimismo?

administrador dijo...


Bueno, seguramente habrá que cambiar el modelo de negocio hacía segmentos de mercados especializados o de alto nivel tecnologico, offshore ferries... y eso vale dinero y hay que hacer inversiones, que a día de hoy no se han hecho ni se harán.

Probablemente, la mejor solución para estas instalaciones ,será arrendarselas a un grupo constructor que tenga pedidos y experiencia,porque de otra menra lo más probable es que este abocado al cierre.


En definitiva, Navantia no creo que vaya a tener muchos pedidos civiles...